La desdicha de un imitador 

Un problema de autoestima hizo que rompiera todos los espejos… y envenenara a mi loro.

Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *